Mapa Animal

Medicina veterinaria y temas afines | ✎ blog@mapaanimal.com

Ecolocalización, el GPS de algunos animales en el mar

Para iniciar, la ecolocalización se refiere a un sistema de comunicación y orientación basado en la emisión de ondas sonoras de distinta frecuencia empleado por los cetáceos, particularmente por aquellos del suborden Odontoceti o los que comúnmente se conocen como “ballenas con dientes”, entre las que se encuentran: las orcas, delfines, los cachalotes, belugas, entre otros.

¿Para qué sirve?

La finalidad de este sistema es permitirle al animal ubicarse y encontrar alimento (Chaparro, 2017). Además, no es una forma de comunicación exclusiva de los cetáceos, ya que se ha reportado que los murciélagos también la usan (Chaparro, 2017).

Ballena piloto. Foto cedida por navegante alicantino

¿Cómo funciona?

Cuando el espiráculo está cerrado, el paso del aire por el tracto respiratorio genera unos sonidos llamados “clicks” o “silbidos”, los cuales generan unas ondas sonoras que se proyectan desde el “melón”, una estructura ubicada en la porción frontal de los animales, particularmente de los llamados “ballenas con dientes”, y desde donde se dirigen hacia el frente (Poyato, s.f).

De esta forma, las ondas son recibidas de regreso por la mandíbula inferior, región rica en lípidos o “grasa” y desde ahí, son transmitidas a cada oído, desde donde son enviadas a la corteza cerebral para ser convertidas en señales eléctricas permitiéndole al animal dibujar un “esquema mental” de su presa o del medio que lo rodea (Poyato, s.f).

Factores que afectan la ecolocalización

Actualmente, las actividades antropogénicas (relacionadas con el ser humano) como el transporte marítimo, la extracción de recursos naturales, las actividades pesqueras y las prácticas militares han incrementado el nivel de ruido en el océano, llegando a contemplarse como fuentes importantes de contaminación acústica (Instituto Oceanográfico de la Armada, s.f); por ejemplo, en el caso de la búsqueda de hibrocarburos en el fondo marino, se llevan a cabo sondeos donde se disparan cañones de aire comprimido, y como es de imaginar, las ondas acústicas se transmiten a través del agua y terminan desplazándose muchos kilómetros (Instituto Oceanográfico de la Armada, s.f).

Delfín en Acuario de Vancouver. Foto tomada por: Maria Paula Vélez

Efectos adversos

Los efectos negativos observados en los cetáceos con el incremento del ruido en el océano, son tan diversos como la pérdida auditiva temporal o permanente, hemorragias y en algunos casos, la muerte. Incluso, se ha llegado a reportar como un hallazgo en necropsias la presencia de burbujas de Nitrógeno (N) en tráquea, mandíbula y espacios craneales como producto de las vibraciones generadas por los sonares y asociadas a la enfermedad descompresiva, la misma que tanto temen los buzos (Instituto Oceanográfico de la Armada, s.f).

¿Y cuál es la relación con los varamientos?

La audición es un sentido sumamente importante en la supervivencia de los mamíferos marinos, es por esto que, en los casos en los que hay una pérdida transitoria o permanente de su capacidad auditiva, los animales nadan desorientados y, en algunos casos, terminan llegando vivos o muertos a la playa, fenómeno que comúnmente se conoce como “varamiento”. Adicionalmente, los cambios de marea y algunas enfermedades también pueden afectar su sentido de orientación y constituirse como causas importantes de varamientos.

Varamiento de delfín. Foto tomada de la página oficial de la Dirección de Pesca y Recursos Pesqueros de Jijel, Argelia

¿Qué se puede hacer?

Como “personas del común” muchos podrán decir que no tenemos nada que ver en las exploraciones de hidrocarburos o las actividades pesqueras a gran escala, pero si somos conscientes del gran impacto que tiene la contaminación acústica en los cetáceos, lo que sí podemos hacer es no participar en actividades como avistamientos de ballenas o delfines que no sean respetuosos con los animales o el medio ambiente; de hecho, no se necesitan lanchas con motores enormes que lastimen a los animales para poderlos observar, mucho menos que hagan de su persecución un espectáculo. ¡En eso sí que tenemos poder de decisión!

Beluga en Oceanogràfic, València. Foto tomada por: Juan Felipe Arroyave

Referencias
  • Poyato, JV. (Sin fecha). Ecolocalización en cetáceos. Enero 2, 2021, de Departamento de Biología Animal de la Universidad de Málaga

  • Chaparro, L. (2017). Ecolocalización ¿el sexto sentido de los humanos?. Enero 2, 2021, de Open mind BBWA

  • García, I. (Sin Fecha). El Lenguaje del Delfín. Enero 2, 2021, de Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo

  • Instituto Oceanográfico de la Armada. (Sin Fecha).Análisis Técnico. Enero 2, 2021, de Ministerio de Defensa Nacional

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Entradas recientes

Zoológicos: ¿deberían existir o desaparecer?

Zoológicos: ¿deberían existir o desaparecer?

¿Quién no recuerda una visita al zoológico cuando era pequeño? Pues bien, no sé la razón pero creo que este...

20 de agosto de 2022
¿Es cierto que las ballenas pueden respirar debajo del agua?

¿Es cierto que las ballenas pueden respirar debajo del agua?

Ballena de aleta o rorcual común saliendo a respirar a la superficie por lo que se observa " el soplo...

23 de agosto de 2022
Los océanos y su función en la regulación de la temperatura del planeta

Los océanos y su función en la regulación de la temperatura del planeta

Al hablar de los océanos, la mayoría de personas imaginan su período vacacional disfrutando de la playa, el sol y...

7 de septiembre de 2022